Iglesia de la Venerable Orden Tercera de San Francisco 2

La Plaza del Humor está dedicada a las figuras del humor. El actual diseño de la plaza es de Siro López (escritor y dibujante gallego)  y fué realizado a principios de los años 90.

Abarca la zona de la antigua Plaza de los Huevos, conocida por este nombre porque allí se vendían distintos productos entre ellos huevos.

En esta plaza podemos observar las estatuas de dos autores gallegos del humor sentadas en un banco: Alfonso Rodríguez Castelao y Álvaro Cunqueiro. Cuenta también con bustos dedicados a Vicente Risco, Wenceslao Fernández Flórez y Julio Camba.

También podemos observar dibujados en el suelo autores como el Archipestre de Hita, Mark Twain, Cervantes, Shakespeare, Moliere; actores como Groucho Marx, Mae West, O. Henry  o personajes de películas como Charlot, Laurel y Hardy o Cantinflas; de animación como Pedro y Pablo (Los picapiedra), la Pantera Rosa, personajes de Disney; o de cómic como Asterix y Obelix, Mortadelo y Filemón,  Carpanta, Mafalda, Carlos y Snoopy, etc.

En el centro se encuentra la Fuente del Gatipedro. El Gatipedro es una figura mitológica de Galicia, descrita por Álvaro Cunqueiro, que tiene forma de gato blanco con un cuerno oscuro en la cabeza por la que echa agua. El Gatipedro entra durante la noche en las habitaciones de los niños, y al echar el chorro de agua por su cuerno consigue que los niños sueñen que se orinan, y se orinan en la cama.

La Venerable Orden Tercera es una capilla contigua al antiguo convento de San Francisco, donde el Emperador Carlos I celebró las Cortes de A Coruña en el año 1520 y cuyo único vestigio del convento en su ubicación original es la torre del campanario del siglo XVI (con elementos del XIII), patrimonio que ha sido restaurado recientemente.

Esta capilla ha sido sometida a sucesivas restauraciones en retablos mayor y menores, artesonado, cerchas y cubierta, imaginería de los siglos XVII y XVIII, camarín principal, desinsectación de documentación contenida en nuestros archivos desde el año 1672, etc., todo ello realizado en los cinco últimos años, con gran esfuerzo por parte de esta fraternidad de hermanos seglares por los altos costes de las mismas. El deterioro de la torre requería con una urgencia apremiante su total restauración (ya ha sido restaurada).

El sistema de financiación de la Orden Franciscana Seglar, no tiene dependencia económica de las instituciones, sino de la voluntad y el amor de sus fieles por la Institución, somos verdadero modelo de autofinanciación, pero para ello tenemos la capilla abierta más de ocho horas, lo que supone un gran sacrificio para todos los hermanos ya que cada uno tiene su trabajo y su familia, pero nos dedicamos con afán a la recuperación de un patrimonio que es de todos los coruñeses.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies