• Web Sin Ánimo de Lucro.

Historia de A Coruña

HISTORIA DE A CORUÑA

EDAD ANTIGUA

EDAD ANTIGUA

Aunque resulte un tópico, no se puede hablar de A Coruña sin aludir a su condición de ciudad marítima. El mar rodea la península sobre la que se asienta, el mar ha marcado su historia, su economía y su proyección exterior y, en definitiva, el mar ha condicionado siempre la vida de su población.

Foto Fuente: torredeherculeslacoruna.com

EDAD BRONCE

EDAD BRONCE

Aunque resulte un tópico, no se puede hablar de A Coruña sin aludir a su condición de ciudad marítima. El mar rodea la península sobre la que se asienta, el mar ha marcado su historia, su economía y su proyección exterior y, en definitiva, el mar ha condicionado siempre la vida de su población.

EDAD MEDIA

CIUDAD DE CRISTAL COLEGIATA STA MARÍA

Aunque resulte un tópico, no se puede hablar de A Coruña sin aludir a su condición de ciudad marítima. El mar rodea la península sobre la que se asienta, el mar ha marcado su historia, su economía y su proyección exterior y, en definitiva, el mar ha condicionado siempre la vida de su población.

EDAD MODERNA

Punta Herminia

Aunque resulte un tópico, no se puede hablar de A Coruña sin aludir a su condición de ciudad marítima. El mar rodea la península sobre la que se asienta, el mar ha marcado su historia, su economía y su proyección exterior y, en definitiva, el mar ha condicionado siempre la vida de su población.

HISTORIA DE LA CIUDAD DE LA CORUÑA

Aunque resulte un tópico, no se puede hablar de A Coruña sin aludir a su condición de ciudad marítima. El mar rodea la península sobre la que se asienta, el mar ha marcado su historia, su economía y su proyección exterior y, en definitiva, el mar ha condicionado siempre la vida de su población.

DEL SIGLO XVIII A NUESTROS DÍAS

Durante la época borbónica, en el siglo XVIII, fue muy notable el desarrollo de la ciudad. Se instalaron en ella: la Intendencia de Galicia (1716), la Sede de los Correos Marítimos con las Indias (1764) y la Academia de Agricultura (1765), primera Institución de esta clase en España; en 1778 se concede la autorización del comercio con América.
Antes restringidoa los puertos del Sur,y se establece el Real Consulado Marítimo de Galicia (1785), que fomentó el comercio y la navegación y contribuyó a la seguridad de los puertos marítimos. Con los beneficios que consiguió este Consulado restauró definitivamente la Torre de Hércules bajo la dirección del ingeniero Eustaquio Giannini. A finales de este siglo se crearon las famosas galerías, tan características de la ciudad, cuyo origen podría estar en los castillos de popa de los galeones.

Durante el siglo XIX se pone de manifiesto el carácter liberal de A Coruña:

• En 1809 se libra la Batalla de Elviña contra los franceses, en la que muere el General inglés Sir John Moore, enterrado en el Jardín de San Carlos y cantado por Rosalía de Castro.

• En 1812 se proclama la Constitución, abolida dos años después. En un intento de restablecerla, es vencido y ajusticiado en el Campo da Horca, luego Campo da Leña y hoy Plaza de España, el General Juan Díaz Porlier. En esa misma plaza tiene actualmente un monumento en su honor.

Hay, igualmente, un desarrollo industrial, destacando la creación de la Fábrica

de Tabacos en 1808. En 1877 nace la Junta de Obras del Puerto y en 1883 se inaugura la línea de ferrocarril A Coruña-Madrid.

Toda esta actividad económica tiene como consecuencia un aumento de la población y la remodelación del puerto para que pudieran atracar barcos de mayor tonelaje; entonces se ganó al mar el espacio que hoy ocupan los Jardines de Méndez Núñez, el Relleno y la Avenida de la Marina.

No podemos dejar de mencionar el papel de A Coruña en el Rexurdimento Galego. En 1861 se celebraron aquí los Primeros Juegos Florales de Galicia, aquí vivió algunos años Rosalía de Castro con su esposo Manuel Murguía, primer Presidente de la Real Academia Galega, cuya sede continúa en la calle Tabernas. En La Coruña fue homenajeado Manuel Curros Enríquez al que la ciudad levantó un simbólico monumento en el Relleno, obra del escultor Asorey y, por último, Eduardo Pondal vivió y está enterrado en el cementerio de San Amaro, lo mismo que Murguía.

A principios del siglo XX se anexiona a A Coruña el Ayuntamiento de Oza (1912). A mediados de siglo crece la industria con la Refinería de petróleo y la expansión de la Compañía de electricidad FENOSA.

Pero, sobre todo, hoy A Coruña es una ciudad de servicios, con un activo puerto pesquero, turístico e industrial. Destaca también su intensa actividad cultural impulsada desde el Ayuntamiento y varias Fundaciones.

FacebooktwitteryoutubeinstagrammailFacebooktwitteryoutubeinstagrammail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies